Mi nombre es Miquel Antoja Sabin, y soy de Badalona desde 1984 que es el año en que nací.

Siempre he tenido la curiosidad por la cocina ya que tuve la suerte de comer muy bien desde pequeño en casa gracias a la mano de mis abuelas y mi madre.

Cuando cumplí los 20 años inicié mis estudios de hostelería en Sant Pol de Mar para descubrir si realmente este era mi oficio. ¡El primer año de cursar mis estudios lo confirmé! Después de jornadas de 12 horas laborables fregando la mayor parte de ellas y picando cebolla, el sentimiento de felicidad al terminar, y las ganas de volver el día siguiente fue una de las muchas señales para saber que iba por buen camino.

Al terminar los 3 años de hostelería decidí hacer un cuarto con Fèlix Hernández en Sant Pol de Mar para empezar mi especialización en pastelería. Trabajé en varios hoteles de lujo como Jefe de pastelería para poner en práctica lo aprendido.

El mundo dulce pasó a ser una droga adictiva para mi, que me obligaba a consumir y aprender cada día un poco más… Así que decidí ponerme a las órdenes de Yann Duytsche en Dolç, su pastelería de Sant Cugat del Vallés. No llegué al año en tiempo trabajado, pero para mi fue como media vida ya que lo vivido allí fue un sueño hecho realidad.

Seguidamente volví a la cocina para equilibrar la balanza del mundo dulce salado y qué mejor manera que aprender directamente de uno de los más grandes a nivel nacional, Josep Maria Freixa en su restaurante Freixa Tradició de Barcelona. Él me dijo: “ves durante un mes con mi hijo Ramón Freixa en Madrid” en su nuevo restaurante ya galardonado el primer año con una estrella Michelin, “y así aprendes otro tipo de cocina pero siguiendo mis bases”. No le hice caso del todo, ya que no me fui un mes, sino que ¡me quedé 3 años! Formar parte de un equipo durante el primer año de trabajo duro y recibir la segunda estrella Michelin, ya os digo que no existen palabras para describir la sensación de agradecimiento y reconocimiento al trabajo bien hecho.

En 2012 entré a formar parte del equipo de cocina del restaurante Sant Pau de Sant Pol de Mar de la chef Carme Ruscalleda. Pasé por las distintas partidas, alcanzando la categoría profesional de Chef Directivo y Creativo, desarrollando funciones como; creación de platos para el menú de Sant Pau (Sant Pol), Moments (Barcelona) y Sant Pau (Tokyo), gestión de personal y dirección de la cocina. 

Desde febrero de 2017 me dedico al asesoramiento de restaurantes, formación tanto amateur como profesional, doy servicios de catering, eventos privados y show cookings, y colaboro con grandes marcas.

¿Cocinamos juntos?